Presentación Libro Juan Carlos

Aramís Olivos Ortíz, Miguel Santana Rodríguez, Juan Carlos Yáñez Velasco, María de la Luz García García y José Martín Torres Ríos en la presentación del libro “Aprendiendo a enseñar”

En un ambiente cordial y con una considerable asistencia de profesionistas y público general interesado en el tema, se presentó el libro Aprendiendo a enseñar. Los caminos de la docencia de Juan Carlos Yáñez Velazco en las instalaciones de la Escuela de Turismo y Gastronomía de la Universidad de Colima en Manzanillo.

José Martín Torres Ríos, representante de la Fundación Ucol en Manzanillo, dio la bienvenida a los presentes y compartió un pensamiento de George Steiner que se incluye en el libro: “enseñar con seriedad es poner las manos en lo que tiene de más vital un ser humano. Una enseñanza deficiente, una rutina pedagógica, un estilo de instrucción que, conscientemente o no, sea cínico en sus metas meramente utilitarias, son destructivas. Arrancan de raíz la esperanza. La mala enseñanza es, casi literalmente, asesina y, metafóricamente, un pecado”.

Aprendiendo a enseñar, si bien está dirigido a los profesores que van iniciando, es esencial para todos aquellos que están en el camino de la docencia”, afirmó María de la Luz García García, jefa del departamento de Desarrollo Académico del CET Mar No. 12. “La mayoría de los maestros son ingenieros o profesionales en diferentes áreas, pero no tienen una formación pedagógica. En ese sentido, el libro es fundamental para conocer los pilares y cualidades que debemos tener los maestros, uno de ellos es la pasión por lo que se realiza. Asimismo, la ética es fundamental en el quehacer cotidiano, la humildad, la responsabilidad y generosidad del docente son aspectos a desarrollar para hacer mejor las cosas en el aula”, reiteró la comentarista. Destacó lo importante que es “acercarse al alumno, conocer qué sucede con él. Tratarlos como seres humanos. Un docente se forma a través del tiempo, pero se necesita corazón y conciencia”.

Por su parte, Aramis Olivos Ortíz, profesor investigador de la Facultad de Ciencias Marinas de la Casa de Estudios colimense, comentó que se plantean y analizan varios de los factores que intervienen para que se dé un verdadero proceso de enseñanza-aprendizaje. Asimismo, afirmó que es un compendio donde primeramente se aborda la enseñanza y el aprendizaje, luego se aborda cómo el docente debe conducir la clase, incluye los recursos que existen para la labor docente; y, finalmente plantea la manera de cómo evaluar, medir y acreditar el proceso de la enseñanza. “A lo largo del libro el lector encontrará ejemplos de malas prácticas docentes, las cuales deben desaparecer y deben ser vistas como retos. Ser profesor no es una actividad rutinaria, es una función fundamental de cualquier institución”, puntualizó Olivos Ortíz.

La educación no solamente es un ejercicio teórico-analítico en el que buscamos conocer la realidad a partir de esquemas que conocemos o generamos como en el caso de los investigadores, sino que es una experiencia, mencionó Miguel Santana Rodríguez, rector de la Universidad Tecnológica de Manzanillo al comentar el libro en cuestión. El tópico “invita a trabajar a los maestros como líderes sociales, de conciencia, que acompañados por los estudiantes encuentren un sentido a las cosas de la vida, pues la educación debe ser un proceso de ampliación de conciencia y de conocimientos”. Por ello, el autor reitera que debe existir un direccionamiento de la educación hacia la democracia, como una necesidad.

Juan Carlos Yáñez Velazco, autor del libro, dijo que este trabajo contiene sus reflexiones sobre la práctica docente acompañadas de aportaciones de pensadores y educadores extraordinarios, construyendo su propia apuesta pedagógica, destacando la huella de Paulo Freire, quien decía que la reflexión sobre la práctica es una condición vital para el desarrollo de la vocación educadora, en especial cuando la docencia experimenta problemas.

Dijo que tiene la convicción de hacer de la educación la misión de transformación social y de la escuela una organización que enseña y aprende. “Es con trabajo y actividad intensa de quienes toman decisiones, de quienes deciden presupuestos, de quienes dirigen el sistema educativo. Pero también es una tarea que los educadores debemos realizar colegiada y persistentemente. Estoy convencido que no se trata de mejorar aunque sea un poquito la educación, se trata de educar de otra forma, evolucionando nuestros marcos mentales para imaginar otras escuelas, otros modelos posibles de educación”.

Aprendiendo a enseñar es un libro pensado para profesores jóvenes, para estudiantes de educación o normalistas, pero también para los maestros que aspiran e educar mejor. “Cualquiera puede dar clases, pero no cualquiera puede ser un buen profesor, si antes no se prepara y persevera en ello, porque desgraciada y afortunadamente, no se es un buen profesor de una vez y para siempre”. “Los profesores deben planear y actuar pero con la reflexión en el quehacer cotidiano. La docencia requiere sustento de tres pilares: debe ser intelectualmente exigente, emocionalmente apasionante y profundamente ética, no se forman profesores apilando grados académicos, ni capacitándolos con un arsenal de técnicas, es más un arte que una ciencia. Los maestros explicamos lo que sabemos y enseñamos lo que somos, necesitamos aprender con emoción y enseñar con alegría” mencionó Yáñez Velazco.

Durante las reflexiones, los asistentes comentaron que los distractores en el aula deben ser tomados como herramientas, en ese sentido los profesores deben cambiar los estilos de enseñanza y utilizar las TIC’s como instrumentos que pueden fortalecer el proceso educativo. Asimismo, reiteraron la propuesta de unir esfuerzos para hacer algo en las aulas con los estudiantes e iniciar la labor con quienes posean hábitos insanos.

Para concluir, el autor del libro expresó que lo que hay en el salón de clases son personas, no bultos, y el ruido es necesario en las aulas, es en ese espacio donde se conoce al alumno. Asimismo, dijo que los maestros necesitamos estar en el salón de clases y salirnos, es decir hacer trabajo en equipo para que otros nos observen, nos digan de manera crítica qué sucede. Finalmente, puntualizó que “no se necesita la gran reforma, en lo personal debemos preguntarnos cómo estamos haciendo las cosas, ya que el maestro siempre enseña con su presencia, con lo que es, con las cosas buenas y malas, con su persona y los estudiantes se van a educar siempre”.

José Martín Torres Ríos, representante de la Fundación en Manzanillo, agradeció la presencia y reconoció el apoyo y disposición de todos los que participaron en la organización de este espacio de reflexión. Asimismo, los invitó a seguir participando en las actividades que se realizan en pro de la formación del ciudadano de bien.

Presentación libro JCPresentación Libro JC 3Presentación libro JC2

Share →

En las redes

Testimonios

  • Estoy muy agradecida por el esfuerzo que realiza la Fundación Ucol, para que los alumnos obtengan incentivos como apoyos en becas de inscripción, en lo personal yo culminé mis estudios de bachillerato con este tipo de becas, es de gran ayuda el cubrir mis pagos de inscripción para que continúe con mis estudios, actualmente renové mi beca de inscripción ahora que pase a nivel superior necesito más apoyo ya que a mi familia le es imposible solventar estos gastos. Diana Monserrat Bolaños Murguía
    "Facultad de Arquitectura" (septiembre,2018)
  • Agradezco a la Fundación Ucol por el pago de arancel en esta beca de inscripción, ya que gracias a eso puedo continuar mi formación académica, pienso que el apoyo recibido siempre es bueno y motiva a los estudiantes como yo a superarse profesionalmente. Muchas Gracias Fundación Ucol, que vengan más becas para los estudiantes. Francisco Rúben Batista Santos
    "Facultad de Medicina" (septiembre,2018)
  • Me permito expresar mi agradecimiento a la Fundación Ucol por la oportunidad de recibir la beca de inscripción para mis estudios de esta forma continuar de manera tranquila y poder concentrarme en mis estudios, sin pendiente de mi situación en carencia económica. Me gustaría que la Fundación Ucol siga apoyando a los estudiantes mediante este tipo de becas. Mariana Itzel Marcial Victorino
    "Facultad de Turismo" (septiembre,2018)
  • Agradezco a la Fundación Universidad de Colima, por permitirme ser beneficiada del apoyo de la beca de inscripción, porque así puedo continuar con mis estudios esto me motiva mucho a impulsarme como estudiante en dar lo mejor de mi para culminar mi carrera. Gracias por el apoyo y confianza en darme la oportunidad de merecer este estímulo. Es bueno que continúen con estos beneficios para los estudiantes de la Universidad de Colima. Paulina Cortes Hernández
    "Facultad de Trabajo Social" (septiembre,2018)